domingo, 24 de junio de 2012

Necedad

Doce horas para las once campanadas de los diez días
nuevo bocas para escupir una jornada de laboral de ocho horas
siete dientes que se caen de un racimo de uvas con seis ventanas
el perro que ladra cinco veces a las cuatro hojas que vuelan a las
tres de la tarde, mientras dos suspiros se clavan en una cruz.

0 comentarios: