jueves, 1 de noviembre de 2012

Volver


Conversar con uno de mis íntimos amigos (en realidad mi compadre), Edgar Cabrera Junco, siempre es bueno para mi salud emocional, me despierta ideas y hace que revivan en mí las ganas de volver a vivir en una de mis pasiones: la Literatura, dejada de un lado ahora por el trabajo y los quehaceres del hogar.

Uno nunca debe olvidarse de las cosas que le dan vida, que lo hacen soñar y, en mi caso, la literatura es una de esas ruedas que hace que mi vida pueda seguir sin sucumbir en el aburrimiento del status quo.

Por ese motivo es el que me he decidido a retomar este blog dejado de lado por varios meses y aunque el tiempo y la falta de aire agobie siempre, siempre hay minutos al día en donde uno pueda aprovechar para hacer lo que más quiere.

Así que empezamos nuevamente con este coche y a escribir y escribir que es uno de los placeres que existen en este mundo.
Read rest of entry

domingo, 24 de junio de 2012

Quijote stone


Rastrillar un tiempo
quitarme el antifaz de la lengua
escupir en una piedra
y que se convierta en hojas secas
mirar el viento
y sentir que el pasado se convierte en vino.

Girar el sol en 180 grados
exprimir un limón en forma de esquizofrenia
girar la esquizofrenia y saberme cuerdo
saberme cuerdo y no poder amarrarme las zapatillas.

Pintar un sueño con olores de gato
soñar un duende y convertirlo en piedra
comer una naranja
disparar un sueño pintado de amarillo
recoger el cuerpo y sembrarlo
en una maceta
esperar una semana
y comer las lágrimas de un río
que no tiene dueño.

Pintarme el cabello cortado
comerme una de mis piernas
y comenzar a hablar en francés
pincharme el dedo meñique
y escribir con mi tinta todos estos versos
en un lugar de la mancha de sangre
de cuyo nombre no quiero rasurarme.
Read rest of entry

Necedad

Doce horas para las once campanadas de los diez días
nuevo bocas para escupir una jornada de laboral de ocho horas
siete dientes que se caen de un racimo de uvas con seis ventanas
el perro que ladra cinco veces a las cuatro hojas que vuelan a las
tres de la tarde, mientras dos suspiros se clavan en una cruz.
Read rest of entry

martes, 6 de marzo de 2012

Confesión en do mayor


Derrumba, dispara, corre sobre los sueños,
siembra una vida en una palma,
siembra una noche en una palabra,
cosecha, duerme, apaga el sol con un solo dedo,
reinventa un beso en la boca de la luna,
cocina un verso pero sin mucha mantequilla,
arrima todos los juguetes de tu alma
y rompe las ventanas de lo oscuro.

vuela, escribe sobre el cielo, moja una hoja de papel,
ponle alas y tírala a tu alma para que veas como vuela,
quema una palabra, congela una lágrima,
sepulta un discurso y destruye esa llamada marchita,
coge el tiempo y súbete en su espalda,
grita en las sombras que eres libre
y que siempre lo serás

vístete de esperanza,
desnúdate del verbo
recorre el mundo.
Read rest of entry

lunes, 13 de febrero de 2012

A veces


A veces uno hace una pausa para salir del encierro de un grito,
a veces uno hace una pausa para tirar al cielo esa lágrima que se convirtió en trueno
o simplemente se descose el corazón y limpia con silencio aquellas palabras que se hicieron fuego.
A veces uno se sienta en el perfil de una sombra y escribe todo lo que nunca pudo cantar cuando el viento silbaba.
A veces uno se descalza en medio de la ciudad y recorre el filudo tiempo con menos vergüenza, otras veces tira sus ropas en el cesto de la envidia y recorre desnudo las miradas que no entienden.
A veces uno descubre que no es lo que es, que la vida se vive en una escala musical de piedra, que el árbol que tenía en tu jardín no era un árbol sino un el cadáver una flor.
A veces uno abre sus miedos y los extiende en el suelo como vendedor callejero y la gente mira, toca y escupe cada uno de esos sueños que nunca llegaron a tener ojos propios y uno se sienta en un camino, se rasca la cabeza y medita y medita hasta que se hace uno con la noche.
Read rest of entry