domingo, 20 de junio de 2010

Reflexiones sobre el día del padre


Hoy se celebra el día del padre, hoy es mi primer día del padre. Confieso que desde que nació mi hijo las cosas han cambiado. El día comenzó a tener más horas, el sueño fue algo que extrañé muchos días, la libertad me supo a ayer, la palabra responsabilidad comenzó a ser conjugada en mi alma. Mi vida cambió, es verdad; pero se hizo más bella, más humana.
Tener un hijo es una de las experiencias más hermosas del mundo. Ver cómo nace un niño, luego de una serie de complicaciones extremas, es algo sumamente bello. Escuchar su llanto luego de una ardua espera de más de 36 semanas, apreciar su primera mirada, sentirlo junto a ti, son cosas que solo los que han sido padres amorosos lo entendemos.
No quiero referirme a aquellos padres que de uno u otro modo han dejado de lado a sus hijos. Lo que se pierden. Para ellos les resumo una frase que tanto me impactó cuando la lei por medio de un chat por parte de un amigo: "No pienses en lo que vas a perder; piensa en lo que vas a ganar". Y, señores, se gana mucho.
Pero esto de ser padre es un arduo camino que nunca acaba, así tengas 80 años. Uno siempre será padre y querra lo mejor para sus hijos. Claro, si y solo si existe un vínculo bien construido; caso contrario, como pasa en la mayor parte del mundo, los hijos dejarán de lado a sus padres y solo se acordarán de ellos en días como estos.
Creo que hoy más que nunca entiendo cómo mi padre me ha mirado durante estos más de 28 años que tengo de vida. Ahora sé el porqué de sus preocupaciones, esa mirada de ternura que me lanzaba cuando cometía travesuras, esas caeas de preocupación a fin de mes para pagar la matrícula de mi colegio, esa impotencia de no poder darme lo que tan estupidamente le pedía cuando era adolescente. Cosas que estoy empezando a darme cuenta, a ver cuánto es lo que vale realmente la vida.
Yo no puedo hablar mucho sobre lo que es ser padre, recien tengo en este excelente oficio cuatro meses y medio, y sé que el camino será arduo, difícil, pero sinceramente hermoso.

0 comentarios: