miércoles, 2 de diciembre de 2009

Reflexiones de un mes sin postear



Regresé, ha pasado ya casi un mes desde que no posteaba en mis blog (este y el de chistología). Es curioso, antes tomaba esto de los posts como un ejercicio literario y de creatividad; pero hoy que trabajo escribiendo para cinco blog, podría decir que es algo tedioso buscar qué decir cada día. Pero creo que en el caso de mi blog es algo distinto, ya que es algo personal y no es una chamba.

Ha pasado un mes y me di cuenta de que el Wordpres es mejor que el Blogspot, ahora que manejo algo el primero, pero que definitivamente me tengo que quedar con este blog, porque hacer un cambio es toda una odisea. Me di cuenta también de que no sé si funcione como corrector de textos, a parte de que se me pasan horrores gramaticales, creo que las notas con el tiempo y el verbo es una dimensión desconocida y ajena a mi capacidad cerebral. Y me di cuenta de que los sacrificios que se hacen por los hijos, así sean supermatados, no cansan sino incentivan a hacer más.

Ha pasado un mes y como el mes anterior me están quedando corto mis pequeños ingresos, pero se incrementan las ganas de conocer a ese pequeño que está en el vientre de la mujer que amo (confieso que nunca, nunca hubiera pensado que podría escribir esto con sentimiento).

Qué más puedo decir. Solo agradecer a los amigos que me apoyaron en el Baby Shower. Gracias totalitarias.

0 comentarios: