martes, 5 de mayo de 2009

Aún escribo

Avatares de la vida, cosas insuficientes y deficientes, tiempo que se va por la cañería cuando nos lavamos lo cabellos, camellos que no nacieron para ser fumados, letras que no se incluyen en mi boca pero sí en el papel de la vida, confusiones sin Confucio (ay, aspirante a Miss Colombia), noches que son para vivir con ratones, celulares que no sirven para hablar, miedo que se usa como medalla, pies que solo sostienen la incoherencia de que nosotros somos solo un eco de todo lo que fue...
Todo lo que tengo que hacer para sentirme vivo y creer que escribo algo.

0 comentarios: