sábado, 14 de marzo de 2009

Para tu silencio

alguna vez fuiste tú
tus ojos en el cielo
tu mano que hacía vida
muchas veces fuiste tú
la forma como decías poesía
como describías lo que
era el aire mal dicho
y sé que hoy
más que nunca eres tú
a pesar de que tu mano
no esté porque diste
al silencio una voz dulce y sutil
para que diga vida


0 comentarios: