miércoles, 3 de agosto de 2016

CUANDO TU CUERPO



cuando tu cuerpo se una con el mío
es un decir
cuando tu lengua pronuncie mi palabra 
sin habértela dicho,
el silencio se levantará de su cama
y nos cubrirá el rostro para hacernos el amor 
muy lentamente, 
los musgos de los libros
se levantarán como las viejas señoras
que van a la iglesias los domingos por las mañanas
y nos escupirán como quien escupe 
una blasfemia

cuando tu cuerpo se una con el mío
en una palabra, en una sin sentido
podré decir que estás 
viva
Read rest of entry

martes, 28 de junio de 2016

Piedra

La sangre cae con orina combinada.
¿Qué es esto?
¿Son los segundos que se derriten de mi piel
o una señal de que todos volvemos a ser piedra?

Yo no te puedo asegurar nada
ni cuantos pasos di hoy
ni cuántas miradas se enterraron en mi tiempo
pero una cosa es cierto
queda la vida
una botella
un cerillo
y una bocanada de silencio blanco


Read rest of entry

lunes, 30 de marzo de 2015

Deja

Deja que la tierra se queme
que tus pies se extingan en cinco minutos bajo la sombra de una gota de tierra
bajo aquella serpiente de cielo que recorre tu piel, tu frente
la parte que no conoces de tu cuerpo oscuro y sincero
Deja que la tierra se apague
que bese cada suspiro de tu sangre
que se tropiece con las piedras que viven en tu interior
que muerda las pocas palabras que salen de tus pisadas
Deja que tu tu voz se extinga
pero no dejes de creer que eres una rueda 

que no tiene pies.
Read rest of entry

miércoles, 26 de febrero de 2014

Divagaciones I 2014


Soy literato antes que publicista o social media. No es que reniegue de la profesión en la que estoy metido, pero mi pasión por las letras se mantiene intacta y el hecho de publicar a un futuro es algo que no discuto.

Sin embargo todo lo que he aprendido durante estos años de manejos de redes sociales y de marketing digital lleva un marco elemental: mi formación literaria.

Estudié en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, un lugar que me ayudó a entender el Perú, fueron seis años en donde me enseñaron a cuestionar todo, a pensar, creo. "La gente no necesita respuestas, la gente necesita preguntas para que se desarrolle la inteligencia", dicen por allí y creo en ello.

Allí conocí a verdaderos amigos que hasta ahora me acompañan, a profesores que me demostraron que el amor a las carreras de letras no son un vano oficio. Fue un lugar en donde me sentí realizado, pleno, en donde fui feliz.

Hoy, a mis 32 años de vida, con un hijo y una mujer a la que admiro mucho, he decido volver a las letras, a no despegarme de ellas, a ser el protagonista mi propia historia.
Read rest of entry

jueves, 1 de noviembre de 2012

Volver


Conversar con uno de mis íntimos amigos (en realidad mi compadre), Edgar Cabrera Junco, siempre es bueno para mi salud emocional, me despierta ideas y hace que revivan en mí las ganas de volver a vivir en una de mis pasiones: la Literatura, dejada de un lado ahora por el trabajo y los quehaceres del hogar.

Uno nunca debe olvidarse de las cosas que le dan vida, que lo hacen soñar y, en mi caso, la literatura es una de esas ruedas que hace que mi vida pueda seguir sin sucumbir en el aburrimiento del status quo.

Por ese motivo es el que me he decidido a retomar este blog dejado de lado por varios meses y aunque el tiempo y la falta de aire agobie siempre, siempre hay minutos al día en donde uno pueda aprovechar para hacer lo que más quiere.

Así que empezamos nuevamente con este coche y a escribir y escribir que es uno de los placeres que existen en este mundo.
Read rest of entry

domingo, 24 de junio de 2012

Quijote stone


Rastrillar un tiempo
quitarme el antifaz de la lengua
escupir en una piedra
y que se convierta en hojas secas
mirar el viento
y sentir que el pasado se convierte en vino.

Girar el sol en 180 grados
exprimir un limón en forma de esquizofrenia
girar la esquizofrenia y saberme cuerdo
saberme cuerdo y no poder amarrarme las zapatillas.

Pintar un sueño con olores de gato
soñar un duende y convertirlo en piedra
comer una naranja
disparar un sueño pintado de amarillo
recoger el cuerpo y sembrarlo
en una maceta
esperar una semana
y comer las lágrimas de un río
que no tiene dueño.

Pintarme el cabello cortado
comerme una de mis piernas
y comenzar a hablar en francés
pincharme el dedo meñique
y escribir con mi tinta todos estos versos
en un lugar de la mancha de sangre
de cuyo nombre no quiero rasurarme.
Read rest of entry

Necedad

Doce horas para las once campanadas de los diez días
nuevo bocas para escupir una jornada de laboral de ocho horas
siete dientes que se caen de un racimo de uvas con seis ventanas
el perro que ladra cinco veces a las cuatro hojas que vuelan a las
tres de la tarde, mientras dos suspiros se clavan en una cruz.
Read rest of entry